Nicaragua y sus encantos!

El pasado mes de marzo tuve la oportunidad de viajar por segunda vez a Nicaragua y en esta ocasión me llevé una impresión diferente a la que tuve en el 2008. Nicaragua está ubicado en América Central y en mi primer viaje hacia este país nos fuimos por tierra atravesando Costa Rica para poder llegar a Managua. Fue un viaje de dos días, en el que pernoctamos en San Jose una noche. Y les cuento todo esto, porque pienso que puede ser una de las razones influyentes por las que no fue tan agradable ese primer encuentro del cual no les voy a platicar.

Nos enfocaremos en este segundo viaje, en esta ocasión nos fuimos por avión, un viaje de hora y quince minutos. Al llegar nos encontramos con una ciudad visiblemente afectada por los problemas políticos y la pobreza, sin embargo, esto no impidió que pudiésemos ver las bondades que el país tiene en su naturaleza, gastronomía y economía para el extranjero.

Para nosotros los celiacos no es tan difícil poder alimentarnos ya que la dieta está basada en arroz, frijoles y proteína, por cierto, ¡los cortes de carnes son una delicia! Pero es una realidad que encontrar productos libres de gluten no es tan fácil, es decir, las personas que sufren de la enfermedad celiaca pueden comer los productos naturales propios del país, pero les va a ser un poco difícil encontrar un pan sin gluten. Por ejemplo: encontramos una panadería camino a Masaya que vendían pan sin gluten y no vimos más. Tomando en cuenta que solo estuvimos 4 días en Nicaragua.

Les pongo de ejemplo esta situación, a eso de las 4:00 pm fuimos el grupo que habíamos ido de Panamá a casa de un chico y el muy amablemente había comprado PIZZA para todos, lógico yo no podía comer y era obvio que él no sabía que tenía una celiaca como invitada. Un amigo de mi hermano le comenta al dueño de casa que yo no había podido comer nada y que iríamos a comprar comida a lo que el dueño de casa me pregunta si yo ¿podía comer arroz, frijoles y carne? Muy emotiva doy el sí cual novia a la que recién le piden matrimonio (pero es que literal ya me estaba muriendo del hambre). El buen anfitrión sale con uno platos más delicioso que me comí en todo el paseo arroz, frijoles majados, carne (de la barbacoa que hubo en la casa, antes de nuestra visita) y una mazorca. Y para complementar, una copa de vino. Quiero que sepan que fui la envidia de varios, ya que fui la que mejor comí en esa casa, porque por mas deliciosa que estuviese la pizza y ojo dicen que estaba espectacular, pues mi plato fue el mejor de todos ¡Y CON VINO!

Una noche tuvimos la oportunidad de cenar en un restaurante típico del país en el que nos sirvieron una bandeja gigante, realmente era grande, tenía patacones, papas, arroz, frijoles, pollo, chorizo, carne y queso. Fue satisfactorio saber que yo podía comer de todo a excepción del queso porque obviamente no era deslactosado. Por lo que el mito de que en países centroamericanos moriremos del hambre es mentira, como todo en la vida, es cuestión de preguntar.

El motivo de este viaje fue un encuentro regional eclesiástico, en el cual se nos había pedido llevar merienda para poder aguantar las horas que íbamos a estar allí. Evidentemente almorzamos antes de llegar, yo solo pude llevar frutas (ojo siempre resuelven y hay en todos los países del mundo) y agua. Sin embargo, un amigo de la familia y al que le habíamos platicado el día anterior de mi enfermedad, se tomó el trabajo de conseguir varios productos libres de gluten. Evidentemente él conoce su país y sabe dónde se pueden conseguir. Ah y me regalaron un pan de banana sin gluten hecho por una de las lugareñas. Qué más se puede pedir ¿no?

Ya que sabemos que Nicaragua tiene mucho que ofrecer gastronómicamente hablando, es mi deber decirles que no pueden pasar por este bello país sin parar en Granada, una ciudad encantadora, con miles de variedades culinarias y mucha historia que ofrecer.

Por cierto, es impresionante la limpieza de las calles en el país, ¿quién iba a decir que un país tan pobre iba a tener las calles tan limpias? Por eso siempre se ha dicho, el ser pobre no tiene nada que ver con ser limpio. Sinceramente aplaudo al país.

Abajo les dejo una foto de la hermosa ciudad de Granada.

Nos vemos en nuestro próximo encuentro la otra semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s